Comunicación? Información? Formación? LA RESPUESTA CON ÉLITE FORMACIÓN Y SBWORDS

Alguna vez os habéis preguntado ¿Por qué elegimos un producto de una marca determinada, o por qué escuchamos una emisora de radio o leemos un periódico concreto? ¡Con la gran oferta que existe en el mercado! En gran parte, la respuesta a estas preguntas está en una palabra: COMUNICACIÓN. Ésta juega un papel, cada vez más importante, en nuestra sociedad. Y todos podemos observar este fenómeno tanto en el ámbito personal como en el empresarial. La comunicación se convierte en el eje central sobre el que giran las relaciones personales y laborales: con nuestros clientes, nuestros jefes, nuestros compañeros… Por ello es importante no confundir comunicación con información. La información es básicamente la transmisión de datos de un emisor a un receptor. La comunicación es un proceso más complejo que se relaciona con el intercambio de ideas y conocimientos que generan un feedback por parte del que está escuchando. A todo ello, no podemos obviar un elemento esencial para una óptima comunicación en el mundo laboral, el mayor aporte para transmitir conocimiento siempre estará relacionado con la base de la formación. Cada vez es más evidente que la formación en la empresa es una inversión que acaba reportando grandes beneficios en los equipos humanos de una organización. Las personas son un gran activo en las empresas y saber gestionar los recursos humanos, potenciando sus fortalezas y minimizando sus debilidades, nos aportará eficiencia y nos hará mejores y más competitivos. Tanto para la empresa como para el equipo humano supone una inversión para enfrentar los retos del futuro, consiguiendo una mejora de competencias. Es por ello que desde nuestra colaboración...

Los Recursos Humanos como factor estratégico en la empresa.

«No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, ni el más inteligente. El que sobrevive es aquel que es más adaptable al cambio» Charles Darwin.   En general, el departamento de Recursos  Humanos ha tenido una considerable evolución dentro del organigrama empresarial, ya que en sus inicios fue un departamento encargado de la gestión laboral y de nóminas. Este hecho le hacía perder peso específico en la toma de decisiones a nivel estratégico de la compañía (aún hoy en día se pueden ver empresas donde el departamento de nóminas sigue existiendo y donde los directores del mismo son infravalorados dentro de la cúpula directiva), pero desde un tiempo hacia aquí, el departamento de nóminas ha ido desapareciendo para transformarse en el departamento de RRHH, el cual ha asumido otras funciones que le han permitido crecer en responsabilidad interna, dejando de ser solo el departamento de nóminas y laboral y pasar a gestionar los recursos humanos que dispone la organización e intentar con sus acciones potenciar los mismos (desarrollando acciones en selección, evaluación del potencial, estudios de clima y un gran etc.). Aun teniendo en cuenta el gran cambio que ha sufrido el Departamento de Recursos Humanos y que el desarrollo de sus políticas cada vez se encuentran más alineado con las estrategias globales de las organizaciones, no nos podemos engañar: el departamento sigue siendo considerado por la mayoría de las empresas como un departamento complementario, que les sirve para dar un punto diferencial pero que no se encuentra en el eje central de su negocio. Es por ello que en la actual crisis, ha sido uno...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies