Covid: cuando realidad = ficción

barcelona y london

barcelona y london 1

Parece un reportaje gráfico de este pasado fin de semana, pero entre estas fotos hay años de diferencia y se tomaron en diferentes puntos geográficos, en concreto Barcelona y Londres.

En Londres llevan años manifestándose contra el abuso de poder del gobierno, cada 5 de Noviembre, y suelen ser manifestaciones que acaban en disturbios, con la organización antisistema Anonymous como alentadora de este fervor popular y con Guy Fawkes como inspiración para este movimiento. Hace ya 15 años, en 2005, se estrenó una película: V for Vendetta. En ella una sociedad distópica malvive entre toques de queda, impuestos abusivos, brutalidad policial… ¡espera! Esto me suena. Y si le añades una máscara que en la actualidad es la seña de identidad de Anonymous, parece que no esté hablando de una película sino de una realidad quizás pelín exagerada …. O como dirían los negacionistas y antisistemas… ¿es sólo cuestión de tiempo?

Como si de una celebración más se tratara, cada 5 de Noviembre las manifestaciones empiezan de forma pacífica y acaban con coches y mobiliario urbano quemado y destrozado, comercios saqueados, heridos, detenidos… Aunque es la crónica de este fin de semana en España también lo es en muchas ciudades europeas. ¿Qué similitud tiene lo que ha pasado este fin de semana con lo que viene siendo la tónica habitual de cada 5 de noviembre en Londres? No es difícil ver la similitud en cuanto a descontento del ciudadano de a pie, acrecentado en estos momentos por los confinamientos, cierres de negocios y toques de queda para intentar ganar la guerra a un virus, el Covid, que para algunos no es más que una excusa para aumentar el control de los Estados sobre la población, restringiendo sus libertades e implementando el denominado Nuevo Orden Mundial.
Esta teoría de la conspiración argumenta que el virus COVID-19 ha sido creado artificialmente por un grupo de gobiernos que lo han usado para reestructurar la actual arquitectura mundial, incrementado el poder de los Estados y restringiendo las libertades individuales. Sería la herramienta perfecta para que la población se plegase a recortes de derechos que en otras circunstancias tendrían una fuerte contestación en las calles… y de paso incrementar el poder económico de determinadas corporaciones como Amazon, Facebook, Google o Netflix, que pasarían a ser los auténticos gobernantes mundiales. Sería el impulso final a la digitalización de nuestras vidas, creando esclavos tecnológicos al estilo Blade Runner.

No cabe duda de que el COVID está suponiendo un auténtico reto para las relaciones sociales y nuestro modus vivendi; nuestra interacción con familias y amigos está reducida en la mayor parte de los casos a una videollamada que nos dicen tiene que ser el futuro; millares de trabajadores y negocios ven peligrar su futuro por esta falta de interacción social o la imposibilidad de adaptarse a un entorno dominado por la tecnología. Un alargamiento de esta situación podría llevar a un incremento de la contestación social, incrementándose los disturbios que hemos visto este fin de semana, tanto en intensidad como en extensión. La vacuna que tiene que llegar en algún momento puede significar no tan sólo la recuperación de nuestra vida anterior sino abortar un potencial estallido de rabia de imprevisibles consecuencias sociales.

Abro los ojos y me pellizco: por un momento creo que acabo de despertar de una horrible pesadilla y vuelvo a mi primer párrafo. Tengo que acabar este artículo, quizás será mejor esperar al día 5 de Noviembre, a ver si con un poco de suerte puedo escribir una crónica más optimista.

Y tú, ¿Qué opinión tienes al respecto? Deja tus comentarios 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies