Cómo sobrevivir a la época de exámenes

Oh, hello again! It’s mid November, and in school we’ve already started counting down towards the festive period already… although perhaps that’s just my premature excitement getting the better of me! We’re brainstorming, planning, creating new activities to bring together our different British and Catalan traditions, but in all this excitement it’s easy to forget what also comes in December: exams…
“Not exams!” I hear my Juniors cry. I know this period can be stressful, but at ELITE we always want to make sure you have the best education we can give you, and exams are a great way to check your progress and show us how we can help you improve. And let’s face it, who doesn’t enjoy seeing a big tick or “well done!” at the bottom of the page? I speak from experience, and as a third year uni student I’ve had my own fair share of that exam-stress feeling: I even have to do Spanish tests and projects during my year here! At this point, I think I’ve got some exam tips nailed, and I’ve asked the other interns and teachers for some ideas too.
So here goes – Exam Survival 101!

1.Choose your space
Studying is much more effective (and dare I say it, enjoyable) when you’re in a space that encourages productivity and calm. If you find yourself getting easily distracted when you study in your bedroom (for example, if you end up taking a famous Spanish siesta instead…), then try studying in your living room, a café, or the library! With other people around you to keep you accountable, you might be less likely to procrastinate.

2. Study planning saves lives!
It’s tempting – especially when you don’t want to study – to just dive into revision to get it over with as quickly as possible, but sometimes all this means is ineffective revision, taking more time and causing you even more confusion!
Plan out the topics or areas you need to study, and list them in order of importance. If you struggle most with the present continuous, for instance, then make that a priority at first. Once you’ve broken down “study for English” into “study X, Y, and then Z”, the whole idea becomes a lot less daunting.

3. Plan your time
In the interests of having time for fun things too, make a study timetable! Set aside some time each day to study, and plan what topics you’re going to cover and how long you want to spend on each. If you have blocks of time dedicated to one specific thing, then you can be productive in that time and then not worry about doing things you want to do later – Netflix is a lot more enjoyable when it’s guilt-free!

4. Have a break
Having said that, it’s just as important to make sure you don’t study too much! Your brain needs time to relax and recover, and it’s important not to tire yourself out: a good way to organise it is for every couple of hours you spend studying, to take a half hour break. Just make sure that one half-hour (or episode of a tv show!) doesn’t turn into four!

5. Work together
For some people, studying by themselves isn’t the best option, and working together with a classmate or friendcan sometimes be the most effective way to learn. This is often a lot less tiring or overwhelming, almost as if you weren’t studying at all! Another benefit of this is that you can find different things you each find difficult, and work together to solve problems.

6. Make it fun!
If studying feels like a chore and it’s getting you down, don’t worry! There are lots of ways to make studying more enjoyable – try doing word searches for vocabulary, or role-playing interviews to practise question formation! Remember the games and activities we’ve done in class, and have a look at the British council website for more fun activities too.

7. Try, try, and try again
Sometimes, things that seem impossible on the first attempt get easier every time you try. We learn from our mistakes, and practice really does make perfect! Try different exercises on the same topics, and remember that you can always ask your teachers for help.

8. (Don’t) sweat it
Your physical and mental states are definitely linked, and sometimes all you need is some exercise. As I said earlier, breaks are important to keep your studying effective, and a healthy body will always be an extra benefit! Get out in the fresh air if you can, get your body moving and clear your head – you’ll thank me!

9. Sweet dreams!
The most important thing in exams, and sometimes what people forget, is to make sure you get enough sleep! If you’re tired, you won’t learn well, and that’s just a waste of your time…

10. And… breathe…
Exams can be stressful, but they don’t have to be the end of the world. Remember that your grades aren’t the only important thing, and that that as long as you try your best it will show through! You know more than you think, and it’ll all be fine!

By Eilidh Marshall

como sobrevivir a epoca examenes

 

¡Hola de Nuevo! Estamos a mediados de noviembre y en nuestro centro ya hemos comenzado la cuenta atrás para un nuevo período de vacaciones… aunque quizás es simplemente mi emoción prematura que saca lo mejor de mí. Estamos haciendo “brainstorming”, planificando, creando nuevas actividades que nos lleven a compartir las dos tradiciones: la británica y la catalana, pero el hecho de estar inmersos en esta emoción puede llevarnos a olvidar lo que también está al caer en diciembre: exámenes….
“¡Exámenes NO!”, he oído gritar a mis Junior. Se que esta época del curso puede ser estresante, pero en ELITE nuestro deseo es, en todo momento, que tengas el mejor sistema educativo, y los exámenes son la mejor manera de comprobar tu progreso y demostrarnos cómo podemos ayudarte a mejorar. Seamos francos, ¿a quién no le gusta ver un gran “tick” o “muy bien” al pie de página? Hablo desde la experiencia, y como estudiante de tercer curso de Universidad he tenido mi propia dosis de ese estrés de los exámenes: incluso tengo que hacer exámenes y proyectos de español durante mi estancia aquí. Llegados a este punto, creo que tengo algunos trucos bien aprendidos, y los otros profesores residentes también me han dado algunas ideas.
Así que, aquí tenéis – Exam Survival 101!

1. Elige tu espacio de trabajo
Estudiar es mucho más efectivo (y me atrevo a decir, entretenido) cuándo lo haces en un lugar que propicia la productividad y calma. Si te distraes fácilmente cuándo estudias en tu habitación (por ejemplo, si acabas haciendo una de esas famosas siestas de vuestro país), entonces intenta estudiar en el comedor, en un café, o en la biblioteca. Con más gente a tu alrededor , será menos fácil que dilates este momento de estudio.

2. ¡Planificar el tiempo de estudio salva vidas!
Es tentador, sobre todo cuándo no quieres estudiar, ponerte a revisar para acabar lo antes posible, pero en ocasiones esto quiere decir que estás hacienda una revisión inefectiva, lo cual te ocupará más tiempo y te llevará a que los conceptos estén incluso menos claros.
Planifica el temario o las áreas que necesitas estudiar, y haz una lista por orden de importancia. Si lo que más te cuesta es el present continuous, por ejemplo, colócalo el primero en tu lista de prioridades. Una vez hayas pasado de “estudiar ingles” a “estudiar X, Y y luego Z”, los puntos que aprender parecerán mucho menos desalentadores.

3. Planifica tu tiempo
Para también tener tiempo para la diversión, haz un calendario de estudio. Reserva algo de tiempo cada día para estudiar, y planifica qué áreas vas a cubrir y cuánto tiempo quieres dedica a estudiar cada una. Si tienes bloques de tiempo dedicados a una área específica, entonces puedes ser productivo durante este tiempo y no preocuparte por esas cosas que quieres hacer luego – Netflix es mucho más entretenido cuándo estás libre de remordimiento.

4. Descansa
Habiendo dicho esto, es igual de importante que te asegures que no estudias demasiado. Tu cerebro necesita tiempo para descansar y recuperarse, y es importante que no lo sobrecargues: una buena manera de conseguir esto es que por cada dos horas que pases estudiando, te tomes media hora de descanso. Tan solo asegúrate que media hora (o un episodio de una serie de TV) no se convierte en cuatro horas.

5. Trabaja en compañía
Para algunas personas, estudiar a solas no es la mejor opción, y estudiar/trabajar con un compañero de clase o amigo en ocasiones puede ser la manera más efectiva de aprender. Muy a menudo, esto es mucho menos cansado o abrumador, ¡casi parece que no estés estudiando!. Otro beneficio añadido es que podéis encontrar diferentes dificultades en diferentes áreas , y trabajar juntos os ayudará a resolver dudas.

6. Hazlo divertido
Si estudiar te parece una ardua tarea, y te está deprimiendo, ¡no te preocupes! Hay muchas maneras de hacer tu tiempo de estudio más entretenido: intenta hacer búsqueda de palabras en internet para estudiar vocabulario, o practica diálogos de “role-play” para practicar la formación de preguntas. Recuerda que los juegos y actividades que hemos hecho en clase, y échale un vistazo a la página web del British council dónde encontrarás más actividades divertidas.

7. Intentalo, intentalo, y vuelve a intentarlo
En ocasiones, aquello que parece imposible al principio se vuelve más fácil a medida que vas intentando. Todos aprendemos de nuestros errores, ¡y la práctica te llevará a la perfección!. Inténtalo con diferentes ejercicios de las mismas áreas, y recuerda que siempre puedes recurrir a tus profesores para que te ayuden.

8. (No) sudes
Tus estados físico y mental están unidos, y a veces todo lo que necesitas es algo de ejercicio. Como he dicho ates, los descansos son primordiales para que tu tiempo de estudio sea productivo, y un cuerpo sano es siempre un beneficio extra. Sal al aire libre si puedes, mueve tu cuerpo y refresca tu mente: ¡me lo agradecerás!

9. ¡Felices sueños!
Lo más importante en la época de exámenes , y la mayoría de personas tiende a olvidar, es asegurarte de que tienes suficientes horas de sueño. Si estás cansado, no aprenderás bien, lo que implica una pérdida de tiempo…

10. y… respira…
Los examines pueden ser muy estresantes, pero son el fin del mundo. Recuerda que tus notas no es lo único importante, y que siempre que intentes hacerlo lo mejor posible verás el resultado. Sabes más de lo que piensas, ¡y todo irá bien!

Por Eilidh Marshall

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR